TEMAS
Apostol Luis Morales

NACION SANTA

 

Domingo 22 de febrero de 2009

     

1ª.  Pedro 2:9  Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa,  pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

Cuando Dios nos habla por medio de su palabra él ve las cosas de otra forma que nosotros las vemos, tenemos que entender que Dios obra de maneras diferentes  y ve de forma diferente. El hombre ve las cosas desde afuera para dentro ve primero el cuerpo o físico de una persona, luego su alma y por último su espíritu, pero Dios ve desde adentro hacia fuera.
Cuando andamos con Cristo lo llevamos a cada lugar a donde nosotros queremos ir, pero cuando andamos en Cristo el nos guía a donde tenemos que ir.

 Pastor Marco Tulio  Noriega

 

Hay cuatro niveles para llegar a estar en Cristo:

Pueblo Adquirido por Dios: tenemos que declarar y creer que somos hijos de Dios comprados con su sangre para que cuando el enemigo nos quiera acusar o tentar tenemos que estar firmes y creyendo que somos hijos verdaderos de un Dios poderoso y que tenemos armas poderosas para derrotarlo. Ahora bien si somos pueblo adquirido de Dios tenemos que avanzar al otro nivel y no quedarnos solo como salvos.

Nación Santa: (2ª Crónicas 29:15), tenemos que limpiarnos para ser aceptos delante de Dios, por lo tanto tenemos que buscar una iglesia en donde realmente nos edifiquemos y buscar a nuestro pastor para ministrarnos, pero tenemos que decir y sacar todo lo que realmente nos afecta tanto pecados, áreas en el alma para que nos conozca el ministro tal como somos y así poder llegar a ser verdaderamente limpios.
(2ª Crónicas 29:16-17), Si queremos ser limpios tenemos que permitir que en la ministración salgan cosas desde el interior de nuestras vidas, que el ministro examine nuestra alma y saque todo lo malo, sacar y hacer morir al hombre viejo de nuestras vidas.
Hay una lucha interna en nosotros donde el hombre viejo pelea con el espíritu para ganar nuestra alma, por eso es importante escuchar y leer la palabra pues nos habla y saca a la luz toda inmundicia la cual es como un espejo de nuestra vida y nos confronta a reconocer nuestros defectos, arrepentirnos y confesar nuestros pecados, la palabra saca la inmundicia al atrio, pero es el ministro quien recoge y tira la inmundicia de nuestras vidas por medio de la ministración.

Hay dos procesos para ser limpios: venir y reconocer lo que somos  y el segundo proceso ir con un levita = ministro a confesar nuestros pecados y dejarlo ver quien somos.
Lo que hay dentro de nosotros es lo que contamina nuestra vida y nos destruye (Marcos 7:20-23). El ladrón vino a robar, matar y destruir todo lo que hay en nosotros y tenemos que saber que el ladrón está dentro de nuestra vida y lo tenemos que sacar.

Las 7 degradaciones de la fornicación:

  1. La pornografía: tenemos que saber cómo cuidar a  nuestra familia de la fornicación pues por medio de la televisión se nos muestra de muchas formas sutiles que contaminan nuestra mente y alma.
  2. La masturbación: en esto se cae cuando nuestra mente ya está demasiado entenebrecida con la pornografía.
  3. La prostitución: no es precisamente estar en un centro de prostitución sino  tener relaciones con otra persona que no sea nuestro esposo (adulterio), los jóvenes y señoritas que tienen relaciones sexuales con cuantas personas quieren solo por el deseo o por algún pago. (Levítico 21:9)
  4. El homosexualismo: esto viene cuando ya no se sacian los deseos sexuales con personas del otro sexo y entonces viene el enemigo a torcer la mente y poner deseos de estar con personas del mismo género sexual. (Levítico 20:13)
  5. Tener sexo con animales (bestialismo): a causa de esto es que un hombre tuvo relaciones sexuales con un mono provocando el SIDA y luego vino y contaminó a los demás hombre y por lo tanto contaminaron a las mujeres y ha sido propagada esta enfermedad ha toda la humanidad hasta los niños. (Levítico 20:15-16)
  6. Relaciones con los muertos (necrofilia): relaciones sexuales con cadáveres y gerontofilia relaciones sexuales con ancianos.
  7. Relaciones con el mundo espiritual: ángeles caídos y demonios.

Real Sacerdocio: luego de limpiarnos y regenerar nuestra vida, el Señor nos pasa al otro nivel y nos permite ser sacerdotes llamados a ministrar en su presencia. 


Linaje Escogido: que nuestra meta sea llegar a ser parte del linaje escogido de Dios luego de haber avanzando y salir victoriosos de los otros niveles, tenemos que desearlo de todo corazón y sacrificar muchas cosas que nos impidan llegar a este nivel. No tenemos que imitar a los demás sino imitar a Cristo.  


El fruto del espíritu es llegar a tener el carácter de Cristo y estar En Cristo.