T E M A S

VUELVETE A DIOS

 
Domingo 18 de Julio de 2010
 

 

Oseas 14:1¡Vuelve, oh Israel, a Jehovah tu Dios; porque por tu pecado has caído!
Oseas 14:2 Tomad con vosotros estas palabras y volved a Jehovah. Decidle: "Quita toda la iniquidad y acéptanos con benevolencia; te ofrecemos el fruto de nuestros labios.

Pastor Josh Morales

 

El Señor le pidió al pueblo de Israel que se volviera de sus malos caminos y se arrepintieran, ya que por su pecado habían caído y se habían alejado, pidió que quitaran la iniquidad y aceptaran lo bueno.

Vuelve, es el llamado al pueblo espiritual, el Señor está diciendo por favor vuelvan a mí, vuelvan de los malos camino, alguien se ha ido alguien se ha apartado, alguien está haciendo algo malo y hoy el Espíritu Santo está diciendo vuelve.

Dios se comporta como un padre que le pide a su hijo que se porte bien y el hijo se porta mal, y otra vez le dice hijito pórtate bien y el hijo se porta mal, hasta que mejor se quita el cincho y lo corrige porque no entiende, así estaba el pueblo les hablaba por medio de profeta y no hacían caso.

El profeta Oseas transmitió estas palabras al pueblo, sin embargo el corazón de ellos estaba muy duro y no entendían lo que Dios les decía, entonces el Señor le dice plan B, ni modo Oseas te vas a casar con la mujer más prostituta del pueblo, y Oseas no entendía pero era profeta de Dios y sabia que venía de parte de Él.

Ose 1:2  El principio de la palabra de Jehovah por medio de Oseas. Jehovah dijo a Oseas: "Ve, toma para ti una mujer dada a la prostitución, e hijos de prostitución; porque la tierra se ha dado enteramente a la prostitución, apartándose de Jehovah."

Oseas obedeció palabra del Señor, se enamora de ella y no le importaba su pasado, no le importaba lo que había hecho ella y empezó a soñar  y a amarla. Lo mismo pasó con usted y conmigo, el Señor nos tomo y no le importo nuestro pasado, Dios puso su mirada en usted y en mí, El señor tomo nuestro pasado, borro nuestros pecados, y nos saca de la inmundicia.

Oseas era feliz con esa mujer, pero esa mujer a pesar que tenía un esposo que la respetaba, le daba su lugar, fue ingrata, y empezó a retroceder, y empezó a acordarse de sus amistades, y empezó a escuchar otras voces, y estaba con un pie con Oseas y con otro pie en el lugar donde antes se movía, y esa mujer miraba lo que Dios hacia con su esposo, como lo usaba, como lo respaldaba Dios. Después ya ni lo acompañaba al culto.

Oseas tuvo 3 hijos con esta mujer, los cuales se llamaban:

Jezreel
Oseas 1:4  Y el SEÑOR dijo a Oseas: Ponle por nombre Jezreel, porque dentro de poco castigaré a la casa de Jehú por la sangre derramada en Jezreel, y pondré fin al reino de la casa de Israel.  
Jezreel quiere decir naufragar, así estaba Israel a punto de naufragar porque estaban lejos de Dios.

Oseas sabía que su esposa estaba pecando de nuevo, el lo sabía, pero ahí estaba Oseas amando a esa mujer, así hoy día, estamos haciendo lo malo y ahí está el Espíritu Santo amándonos.

Lo-Ruhamá
Oseas 1:6  Ella concibió otra vez y dio a luz una hija. Y el Señor le dijo: Ponle por nombre Lo-ruhamá, porque ya no me compadeceré de la casa de Israel, pues no los perdonaré jamás.
Lo-ruhamá, significa: sin compasión, sin lastima; Israel era tan rebelde que el Señor dijo que ya no se compadecería de ellos, pues provocaban la ira de Dios.

Y esa mujer llego a decirle a Oseas ya no más, tú y tu Dios, y deliberadamente se fue, a sus fornicaciones.

Lo-ammí
Oseas 1:8  Después de haber destetado a Lo-ruhamá, ella concibió y dio a luz un hijo.
Oseas 1:9  Y el Señor dijo: Ponle por nombre Lo-ammí, porque vosotros no sois mi pueblo y yo no soy vuestro Dios.
Lo-ammí  significa: Sin Dios, este no es mi pueblo.
Se apartaron del Señor, después de todo lo que el Señor había hecho por ellos regresaron a los mismos caminos de maldad, eso es lo mismo que muchos hacen, después de que él los sana y liberta, al poco tiempo se vuelven a lo mismo, esto es volver a vivir sin Dios.
Oseas 2:5  pues su madre se prostituyó; la que los concibió se deshonró, porque dijo: "Iré tras mis amantes, que me dan mi pan y mi agua, mi lana y mi lino, mi aceite y mi bebida."

Muchos están igual, diciendo hoy, Señor ya me salvaste ya me voy, gracias, me sanaste pero vuelvo a la andadas de antes.

Oseas 2:6  Por tanto, he aquí, cercaré su camino con espinos, y levantaré un muro contra ella para que no encuentre sus senderos.
Oseas 2:7  Y seguirá a sus amantes, pero no los alcanzará; los buscará, pero no los hallará. Entonces dirá: "Iré y volveré a mi primer marido, porque mejor me iba entonces que ahora."

Y la gente le decía a Oseas ya vistes ahora anda más lejos, vuelve a sus caminos de maldad, a pesar de eso, Oseas iba atrás de su mujer. Hay gente que se está alejando de la iglesia, se está yendo más lejos y el Señor esta atrás de nosotros, a pesar que estemos haciendo lo malo VUELVETE A MI DICE EL SEÑOR. Y el Espíritu Santo a pesar de que le fallamos eta ahí, diciéndonos aquí estoy.

TODAVIA ES TIEMPO DE VOLVERNOS A EL

Oseas 3:1  Y el SEÑOR me dijo: Ve otra vez, ama a una mujer amada por otro y adúltera, así como el SEÑOR ama a los hijos de Israel a pesar de que ellos se vuelven a otros dioses y se deleitan con tortas de pasas.

La mujer de Oseas volvió a prostitución, se fue al adulterio hasta que llego a ser esclava de  uno de sus amantes.
Cuando alguien decide apartarse de Dios, el enemigo no eta jugando, y los vuelve sus esclavos. Y aquellas personas que han dejado su lugar, y que se están preguntando no sé si Dios me puede perdonar, no sé si Dios me dará su misericordia.
Nadie daba un solo centavo por ella, todos la miraban con lastima. Pero a lo que Dios le interesa es que te vuelvas a Él, no le importa nuestro pasado.
Oseas amaba a esta mujer pago el rescate de ella.
Oseas 3:2  La compré entonces para mí por quince siclos de plata y un homer y medio de cebada.

HOY ES TIEMPO DE VOLVERNOS A EL, TIEMPO DE DEJAR CUALQUIER CAMINO PERVERSO, Y VOLVERNOS A EL Y VEREMOS LAS PROMESAS DEL SEÑOR Y SUS MARAVILLAS

-Floreceremos
-Nos Expandiremos
-Tendremos la Gloria del Señor
-Tendremos olor agradable
-Habrá paz
-Seremos vivificados

Oseas 14:1  Vuelve, oh Israel, al SEÑOR tu Dios, pues has tropezado a causa de tu iniquidad.
Oseas 14:4  Yo sanaré su apostasía, los amaré generosamente, pues mi ira se ha apartado de ellos.
Oseas 14:5  Seré como rocío para Israel; florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como los cedros del Líbano.  
Oseas 14:6  Brotarán sus renuevos, y será su esplendor como el del olivo, y su fragancia como la de los cedros del Líbano.
Oseas 14:7  Los que moran a su sombra, cultivarán de nuevo el trigo y florecerán como la vid. Su fama será como la del vino del Líbano.

 El mensaje de Oseas es que te vuelvas a Él