TEMAS
 

MILAGROS
CREATIVOS DE DIOS

 
   

Viernes 25 de marzo de 2011

 
       

Pastor Marvin Tobar

 
 

2 Reyes 4:1  Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos.
2 Reyes 4:2  Y Eliseo le dijo: ¿Qué te haré yo? Declárame qué tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite.

 2 Reyes 4:3  El le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas.
2 Reyes 4:4  Entra luego, y enciérrate tú y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla aparte.
2 Reyes 4:5  Y se fue la mujer, y cerró la puerta encerrándose ella y sus hijos; y ellos le traían las vasijas, y ella echaba del aceite.
2 Reyes 4:6  Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Tráeme aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el aceite.
2 Reyes 4:7  Vino ella luego, y lo contó al varón de Dios, el cual dijo: Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid de lo que quede.


Dios conoce exactamente nuestras direcciones, el sabe todo respecto a nosotros, el conoce bien nuestros pasos, nuestros anhelos e intenciones.

Hoy en día hay muchos Cristianos “de unos días”, cristianos que hoy están y mañana ¿Quién sabe?, su recorrido es de poca duración. El Apóstol Pablo dijo claramente: “Nosotros no somos de los que retroceden, si no de los que tiene fe para preservación de nuestra alma” (Hebreos 10:39).

El caso de la mujer viuda en los tiempos de Eliseo, que refleja que no hay motivos para retroceder o darnos por vencidos,  pues tenemos un  Dios poderoso y creativo que en medio de situaciones desesperantes o que parecen no tener salida, para él no hay nada imposible y con gozo busca una solución, y usa a siervos como Eliseo para mostrar sus soluciones creativas como el que Eliseo le transmitió a la viuda que estaba desesperada por la deuda que su esposo había dejado y por la cual le querían quitar sus hijos,  pero Eliseo le da la alternativa de llenar vasijas de aceite y salir a venderlas.
Analizando el caso del que es usado para promover el milagro creativo de Dios, Eliseo profeta de Dios que fue usado grandemente.

Hoy Dios no está buscando “súper predicadores” o “súper lideres”, sino personas inspiradas por Dios, que al pasar al lado de otros les transmita poder.
El llamamiento de Eliseo fue especial, y nos preguntamos ¿Qué fue lo que Elías vio en Eliseo? pues Eliseo estaba arando, a lo mejor estaba sumergido en mediocridad, acostumbrado a una rutina y ahí Dios lo llamo, lo levanto, lo uso. 
Hoy en día hay cristianos que están estancados, pasan años y años y no hay modo que avancen se encuentran ahí mismo,  inclusive hay muchos que le dicen a Dios: ¿Cuándo me vas a llamar a hacer tu obra?, ¿Cuándo me llamaras a tiempo completo?, ¿Cuándo me usaras para hacer  cosas grandes?…  No entienden que Dios los quiere usar desde ya pero no se someten al proceso. Muchos que quieren empezar por donde muchos están terminando, todo tiene un precio, necesitamos pasar nuestra etapa de ir “escalonando” empezar desde abajo y con la ayuda del Señor llegar hasta arriba, hay procesos muy difíciles que muchos pasan pero si los vemos tiempo después ya son personas que el Señor tiene en puestos privilegiados.  Nadie puede decir: “Señor hoy úsame grandemente en el piano”,  cuando ni siquiera ha ido a una academia de música,  ni se ha sometido a tener esa vocación. Según la calidad de proceso así será la calidad de fruto.

Eliseo para hacer los milagros creativos de Dios como en el caso de la viuda había pasado su proceso, además Eliseo era un hombre definido y obediente al llamado de Dios.  pues cuando alguien tiene un llamado departe de Dios,  no debe resistirse o dudar; aunque alguien se resista al llamado, si ya es escogido departe de Dios posiblemente no le va funcionar nada mas pues ya viene con el don de dedicarse a la obra de Dios, y si se resiste aunque huya, Dios ya lo escogió, y aunque quiera hacer las de Jonás de escapar de ese llamado del Señor no va poder, así que si nosotros tenemos un llamado, aunque huyamos a tarsis el Señor ahí nos pedirá que obedezcamos su llamado, o hasta nos puede tragar un pez.

Elías era un depositario del poder de Dios, Eliseo esperaba su momento de ser usado como su pastor y cuando lo hizo Dios le permitió hacer el doble de milagros que Elías, pues obtuvo la doble porción de Elías.  Y esto representa la promesa que Jesús nos dejo, una promesa mucho mayor, y nos dice que: cosas mayores que las que él hizo nosotros haremos. Y con todo lo que hizo Jesús, que no haría la Iglesia hoy en día, pero la iglesia no ha entendido esto,  pues deberíamos hacer maravillas y prodigios con el Poder de Dios.

Con respecto a la viuda, ella se complico grandemente para lograr salir de la situación en la que estaba, y esto pasa con muchos de nosotros hoy en día, que nos complicamos para lograr salir de situaciones difíciles, y muchas veces vivimos lamentándonos, de que no podremos o que no se vemos resultados buenos en nuestra vida, pero una promesa maravillosa para esto tenemos departe de Dios: “Que el que comenzó la buena obra la perfeccionara hasta el día de Jesucristo”

Dios no nos va a juzgar por los cosas buenas que hemos hecho sino que por las responsabilidades que él nos ha dado y si las hemos cumplido, por lo tanto debemos asumirlas.

La viuda estaba pasando una situación muy muy difícil,  cuando llego Eliseo ella en realidad no sabía quien estaba visitando su casa, no sabía que la visitaba un siervo usado grandemente por Dios.

Hay  muchos que hoy en día viven desesperados porque al igual que la viuda no encontraban solución a su problema,  pero lo maravilloso es que tenemos un Dios que no se complica si no que con su poder en cualquier momento nos saca de la situación aunque esta sea la más difícil, el de un momento a otro hace giros completos; hoy podemos estar en la calle y mañana el Señor nos puede tener en un palacio.

Esta es una época en la que debemos esperar cambios departe de Dios, las promesas de Dios no son para esperarlas si no para caminar en ellas, por ejemplo Jesús dijo: “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”, es una promesa para caminar en ella.